sábado, 7 de abril de 2012

Joao Pereira (Grandes en Portugal III)

Joao Pedro da Silva Pereira
21-II-84, Lisboa
1´72 y 68 kg
Lateral derecho
Benfica, Gil Vicente, Sporting Braga, Sporting



Jugador nacido en el difícil barrio lisboeta de “Casal Ventoso”, siendo muy niño, se inició futbolísticamente en equipos modestos de la zona, como el Desportivo Domingos Sávio, en el que coincidió con Ricardo Quaresma. A los ocho años se incorporó al Benfica, equipo con el que debutaría en el año 2003 frente al Boavista siendo entrenador del equipo encarnado José Antonio Camacho, que habitualmente lo utilizaba como extremo derecho. Con las “aguias” sería campeón en el 2005 pero ese mismo año seria descartado incorporándose al Gil Vicente. Su llegada al club de Barcelos coincidió con el descenso del equipo a la 2ª división (debido al conocido “caso Mateus”), pero ese descenso de categoría acabaría impulsando al jugador lisboeta que, se incorporaría al Sporting Braga, equipo en el que acabaría destacando de tal modo que en el mercado de invierno de 2010 acabaría incorporándose al Sporting Club de Portugal por unos tres millones de euros, afirmándose en el lateral derecho del equipo leonino y de la selección portuguesa por delante del díscolo Miguel Brito.
Aunque, como hemos comentado, durante su formación jugaba como extremo, y en esta posición debutó con Camacho, poco a poco la figura de Joao Pereira va engrandeciéndose en el ala derecha de la defensa, no sólo por su entrega y rigor defensivo sino también por su capacidad técnica y sus peligrosas incursiones por la banda diestra, haciendo del lisboeta algo más que el típico lateral aseadito y cumplidor, sino por su carácter aguerrido y su capacidad para empujar al equipo desde el lateral sin arredrarse ante cualquier enfrentamiento –situación por la cual es uno de los jugadores menos queridos por los aficionados rivales… hasta que juega con la selección, como ocurre en tantas ocasiones, claro está).
Joao Pereira es otro de los muchos jugadores que no consiguen triunfar en su club de formación, ya sabemos que ese es uno de los grandes problemas que tiene el fútbol luso, y es otro de los grandes éxitos de António Salvador al frente del Sporting Braga, recogiendo un descarte de un grande a un precio mínimo y convirtiéndolo en un jugador importante al que sólo vende a un precio alto. 



Las características del lateral lisboeta nos presentan a un jugador maduro, con la suficiente experiencia nacional e internacional como para representar una garantía de rendimiento y que en el campo presenta las mejores virtudes de un jugador más ofensivo reconvertido a lateral, como el toque de balón, el dominio técnico o las incorporaciones ofensivas con bastante peligro que, en el caso de Joao Pereira pueden finalizar también con el disparo a portería, ya sea con el balón controlado o golpeando una pelota suelta o rechazada por la defensa rival. En ocasiones, peca en exceso con algunos centros a la olla en diagonal cuando debería buscar otra salida, o bien buscar lalínea de fondo o dar continuidad a la jugado por otro lado.
Defensivamente, Joao Pereira es un jugador plenamente adaptado a la posición, tenaz, seguro, rápido, difícil de sobrepasar por extremos técnicos por su capacidad de reacción y de agresividad, a veces excesiva, manejando diversos aspectos del juego no sólo físico sino también mental, ganándole muchas veces la partida a sus oponentes en ese campo, capaz de sacar el balón jugado cuando consigue recuperarlo o de iniciar la jugada de su equipo con criterio desde la retaguardia. 
Con su incorporación, el Sporting ha obtenido un valor seguro, que, si no tiene mala suerte con las lesiones, será, ya lo es en realidad, un referente del equipo leonino, como también lo es de la selección nacional.

Actualización 2 de Junio 2012

Podría ser cualquiera, pero es Joao Pereira firmando
su contrato con el equipo Che

Una vez que se ha confirmado su fichaje por el Valencia, del que tenéis más información aquí, entre los aficionados del Sporting se ha generado mucha polémica porque consideran que el equipo ha realizado un mal negocio (realmente ellos lo consideran un negocio nefasto), sobre todo teniendo en cuenta los ocho millones de euros pagados por el Atlético de Madrid para incorporar a Silvio, suplente de Joao Pereira en la selección, y este año ni siquiera convocado.
Así pues, el debate es bastante curioso, porque todo el mundo se queja; los que consideran que el lateral lisboeta dista mucho de ser un jugador de nivel por un lado, y los que consideran que se ha malvendido un activo más por el otro.
Yo creo que, tal y como están las cosas, el negocio es bueno para todos; para el Sporting, porque gana dinero por el jugador -lo fichó por tres millones de euros- y tiene en el equipo sustitutos, ya veremos si de garantía, como Santiago Arias, Cedric, que regresa de una correcta temporada en Coimbra, e incluso Pereirinha, que a mí ni fu ni fa, pero a los aficionados del Sporting les vale. Para el jugador, porque da un salto adelante en su carrera, es triste reconocerlo para los que sean aficionados de los leoes, pero es así. Para el Valencia, como hemos dicho muchas veces, porque incorporan a un jugador maduro, con experiencia y cualidades adecuadas para los retos que se le presentan, pero no es Joao Pereira un lateral que marque las diferencias, un muro defensivo o un estilete ofensivo, sino un lateral correcto, equilibrado, que tienda a sacar buen resultado de su virtudes intentando que sus carencias no queden demasiado al descubierto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...