domingo, 8 de abril de 2012

Joao Moutinho (Grandes en Portugal: IV)

Joao Filipe Iria Santos Moutinho
8-IX-86, Portimao
1´70 y 65 kg
Medio
Sporting, FC Porto



¿Veremos convertirse en capitán del FC Porto al ex–capitán del Sporting? No sería extraño viendo la ascendencia que en sólo una temporada, el jugador algarvío ha conseguido en la invicta, donde ha resurgido desde sus más que discretos últimos años en el Sporting para convertirse en una pieza básica del centro del campo de los dragoes relegando a Belluschi, y en la selección nacional, donde su presencia es indiscutible actualmente, y siendo un jugador con gran influencia también en el vestuario del FC Porto, pese a llevar apenas dos años en el club.

Su debut en el primer equipo del Sporting tuvo lugar el 4 de enero de 2005, en copa, frente al Pampilhosa da Serra llegando a la primera plantilla leonina directamente desde el equipo juvenil (situación, no muy común en Portugal; como sabemos, pues una vez acabada la etapa juvenil los jugadores comienzan una serie de cesiones a equipos de menor nivel). Desde ese debut, ha jugado prácticamente unos 40 partidos por temporada convirtiéndose en el segundo capitán más joven de los leoes en la historia, aún no había cumplido los 21 años (ser el primero, actualmente, es prácticamente imposible; pues dicho privilegio correspondió a Francisco Stromp, ¡con sólo 17 años!), y junto a su amigo y compañero desde la formación leonina Miguel Veloso, convirtiéndose en uno de los centrocampistas más prometedores de Europa, con constantes rumores sobre su salida del club a cambio de mucho dinero sin que esto no acabase de producirse, hasta que, llegado un momento de crisis profunda en la escuadra de Alvalade (económica, deportiva, de rendimiento, incluso de prestigio), parecía que sus carreras se habían estancado, e incluso el propio Sporting decidió darles salida la pasada temporada por unas cantidades irrisorias en relación a los precios que otrora se habían barajado o las  ofertas que distintos clubes habían realizado y vieron rechazadas en ese momento. Mientras Veloso, tomo rumbo al calcio y al Genoa, por 11 millones de euros más el pase de Nuno André Coelho (ahora en el Sporting Braga), Joao Moutinho, el capitán de equipo se fue con dirección al FC Porto en otro golpe de mano extraordinario de Jorge Nuno Pinto da Costa.



En su momento, algunos afirmaron que había sido un buen negocio para el Sporting, pues poco más podían sacar por Moutinho. Pero el rendimiento del jugador desde su llegada a la Invicta, sin duda, mostró que el que había hecho el gran negocio había sido el FC Porto, pues ya desde su llegado a los dragoes, Moutinho se hizo con una posición en el mediocampo del equipo, haciendo pareja junto a Freddy Guarín por delante de Fernando y dirigiendo con mano maestra el ataque de los dragoes volviendo, después de un tiempo, a realizar una temporada muy regular, con un rendimiento muy alto y jugándolo prácticamente todo, al igual que sucede durante esta temporada, al mando de Vítor Pereira, aunque el rendimiento más irregular del equipo parezca haber apagado un poco los focos sobre el centrocampista internacional que sigue rindiendo a un gran nivel.



Cuando aceptó la oferta del FC Porto alegó que quería ganar títulos, y menos de dos años después ya los tiene, así que por poco más de 11 millones de euros, no parece mal negocio teniendo en cuenta los muchos años de fútbol que todavía le quedan al jugador algarvío.
Desde sus inicios en el Sporting, Joao Moutinho se ha revelado como un jugador determinante en el centro del campo, capaz de abarcar mucho espacio, sin ser específicamente un box to box, realizando todo tipo de acciones en la medular, con una gran capacidad defensiva formando parte de la asfixiante presión que ejercía el FC Porto de Villas-Boas, una extraordinaria salida de balón basada en su depurada técnica, habilidad para el juego combinativo, pase rápido basculando el juego hacia las alas, buen dominio del pase corto y largo, sacrificio para que otros puedan brillar; una hormiga y con una disponibilidad ofensiva que provoca desequilibrios para que sean otros compañeros quienes puedan aprovechar los espacios creados. No es un medio defensivo aunque defiende, no es un medio ofensivo aunque lidera el ataque de su equipo, no es un pasador pero tiene la habilidad de realizar pases a la espalda de las defensas rivales, no destaca por sus goles, pero cumple en esa faceta todas las temporadas, es el primero en apoyar a sus compañeros, en insuflar aire a las jugadas cuando parecen atascadas, en generar intensidad al equipo para continuar la presión y no bajar el ritmo, con la madurez que implica el saber manejar la presión deportiva a lo largo de estos años.
Puede que algún día salga de Portugal, sólo tiene 26 años, pero no necesita hacerlo para demostrar su calidad, para formar parte de la historia del fútbol portugués.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...