domingo, 22 de abril de 2012

Pauleta (Grandes Jugadores: VI)

Pedro Miguel Carreiro Resendes “Pauleta
28-IV-73, Ponta Delgada (Islas Azores)
Santa Clara (90-92), Operario (92-94), Angrense e Uniao Micaelense (94-95), Estoril-Praia (95-96), Salamanca (96-98), Deportivo de la Coruña (98-00), Girondins de Bordeaux (00-03), Paris St. Germain (03-08).

1 liga española (99-00),  1 Supercopa española (99-00), 2 copas de la liga (01-02, 07-08), 2 copas de Francia (03-04, 05-06), subcampeón de la Eurocopa 04 de Portugal y3º en la Eurocopa de Bélgica y Holanda 2000.





En el año 1996 la Unión Deportiva Salamanca, presidida entonces por Juan José Hidalgo, era conocida popularmente en la ciudad charra como la Uniao, debido a la incorporación del entrenador Joao Alves, que no tendría mucho éxito, y de varios jugadores procedentes de Portugal (tanto portugueses como brasileños), a partir de una serie de negocios iniciados por su entonces presidente en el país vecino y que años después lo llevarían incluso a su propietario de una gran pare de las acciones del Farense (previo a la casi desaparición, por cierto, del equipo algarvío). Entre esos jugadores, a algunos no les iría especilmente bien, Tulipa, César Brito o Paulo Torres pero, en cambio, otros irían, poco a poco, ganando cierto nombre en el fútbol español y que acabarían abandonando el helmántico para emprender caminos más ambiciosos en otros equipos; entre ellos destacarían Giovanella (que acabaría jugando en el gran Celta de los años 90), Agostinho, que acabaría jugando en distintos equipos españoles posteriormente, Catanha (que después jugaría en el Málaga y seria fichado por el Celta a cambio de 12 millones de euros), José Américo Taira, que en su momento era el jugador que mejor rendimiento estaba ofreciendo, y el azoriano Pedro Miguel Resendes, Pauleta, apodo familiar de su familia paterna, su padre era conocido con el mismo nombre, que después de anotar 19 goles en su primera temporada, que concluyo con el ascenso del club charro a primera división, comenzó a darse a conocer dentro del fútbol español cuando en Portugal nunca había jugado en la primera categoría
Pauleta se inició en el fútbol en el equipo de su parroquia, incorporándose después de forma más seria al Uniao Micaelense para dar el salto, ya en categoría juvenil, al equipo más importante de las Azores, el Santa Clara.
Sus actuaciones en el equipo de Ponta Delgada llamaron la atención de los grandes clubs del continente, y Pauleta pasó por el Vitória Setúbal, Benfica o FC Porto, donde no acabó de adaptarse y volvió a las Azores, donde concluyó su formación en juveniles en el Santa Clara compaginándolo con el primer equipo (entonces en 2ª división B), pero tampoco acabó de confirmarse en este equipo e iniciaría un periplo por otros equipos de menor entidad de las islas hasta que, finalmente, le llegó su rimer contrato profesional procedente del continente con la oferta del Estoril-Praia, equipo en el que en su primera temporada lograría 19 goles y llamaría la atención de diversos equipos de superior categoría. El primero de ellos sería el Belenenses, entrenado entonces por Joao Alves, pero el equipo del Restelo pasaba por un proceso electoral que provocó un cambio de entrenador y Joao Alves salió con destino a… Salamanca.
Así que, después de rechazar algunas otras ofertas de equipos de la primera liga, Pauleta, que llegó a pensar en retornar de nuevo a las Azores, cambió su vida de rumbo y tomó el camino al país vecino. Y en Salamanca, como sabemos, su vida cambió definitivamente.

  
Después de su extraordinario debut con el ascenso a primera de la Unión, siendo el pichichi de la categoría, en su primera temporada en primera consiguió otros 14 goles, y en el verano del año 98 fue adquirido por el Deportivo de la Coruña que, ese temporada, continuando con su progresión, lograría su clasificación para la copa de la UEFA, con 12 goles de Pedro Pauleta, que adquiriría en tierras gallegas el apodo de “Ciclón de las Azores”, y que acabaría ganando la liga en la temporada siguiente (99-00).
La llegada de Roy Maakay al equipo blanquiazul le abrió las puertas de la liga francesa,  con su traspaso al Girondins de Burdeos, equipo con el cual continuó su progresión futbolística, con 65 goles en 98 partidos, siendo reconocido como mejor jugador de la liga francesa dos años consecutivos, lo que le valió su fichaje por el PSG, equipo en el que jugaría hasta su definitiva retirada del fútbol y en el que anotaría 109 dianas para convertirse en el máximo goleador del club parisino, aunque quizá le faltaron algunos títulos más, sólo consiguió dos copas de Francia y una copa de la liga. En Francia, Pauleta lograría convertirse en un jugador de referencia a nivel europeo alcanzando su madurez como futbolista y pasando a formar parte de la historia de los dos clubs que representó.
 

Con la selección Portuguesa, con la que debutó el 20 de agosto del 97 frente a Armenia) el azoriano también alcanzó números históricos; ya desde el hecho singular de que fue el primer jugador en ser internacional con Portugal sin llegar a jugar nunca en la primera liga, hasta haber superado al mítico Eusebio como el máximo goleador del equipo de las quinas, con 47 goles en 88 partidos o, haber sido internacional en 41 partidos consecutivos o haber hecho 4 goles en un único partido, algo que sólo Eusebio o Nuno Gomes han logrado con la camiseta nacional.

Los que hayan visto jugar a Pauleta recordarán de él que sin ser un nueve nato lo más destacable de su juego era su tremendo olfato goleador; a mí me recuerda muchas de las características que posee David Villa, el típico delantero que sabía estar en el lugar adecuado en el momento adecuado por instinto, aunque no era un rematador sino un jugador de área, con habilidad ratonil para saber dónde iría el balón; ágil, rápido, con gran movilidad por toda la delantera acudiendo en apoyo de sus compañeros, ofreciendo siempre una posibilidad de pase al pie o en profundidad, capaz de fabricarse sus propias jugadas, con buen manejo de ambas piernas, y un juego aéreo más que decente, que convirtieron a Pauleta, ya no en el último gran nueve de Portugal (con permiso de Nuno Gomes), sino en el tipo de delantero que todavía hoy esperan para la selección nacional y no acaban de encontrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...