sábado, 30 de junio de 2012

Hugo Almeida (Portugal Exporta IX)



Hugo Miguel Pereira Almeida
23-V-84, Figueira da Foz
1´91 y 79 kg
Delantero centro
FC Porto B, Uniao Leiria, FC Porto, Boavista, FC Porto, Werder Bremen, Besiktas



Antes de incorporarse a la disciplina del FC Porto –sus padres cuentan que en pocas horas pasaron por la misma mesa emisarios del Sporting (y después presidente, José Eduardo Bettencout) y del FC Porto, oferta que finalmente aceptaría-, Hugo Almeida comenzó a los 11 años en el equipo en el que su padre entrenaba a los más pequeños, el CD Buarcos, acabando su formación en el primer equipo de su localidad natal, la Naval 1º de mayo, donde jugaba como extremo izquierdo y no como delantero centro.
Antes de incorporarse al primer equipo de los dragoes, debutó en el fútbol profesional en las filas del Uniao Leiria y del Boavista, para incorporarse al FC Porto durante una única temporada, ya en la era posterior a la champions obtenida con José Mourinho como entrenador.
En ese momento, antes de que bajo la batuta de Jesualdo Ferreira diera inicio una nueva época gloriosa, Hugo Almeida no encontró su sitio en la Invicta y asumió el riesgo de iniciar una aventura en Alemania. Por lo tanto Hugo Almeida se dio a conocer para el fútbol europeo gracias a sus buenas actuaciones en el Werder Bremen, equipo con el que alcanzó la final de la UEFA, además de realizar  unas grandes campañas en la liga local con el fútbol ofensivo, y a veces alocado, del equipo entrenado por Thomas Schaaf dirigido desde el campo por las mejores actuaciones de Diego Ribas en Europa antes de su salida con dirección Turín. De hecho se especuló en muchas ocasiones con su salida a otros conjuntos europeos, el que más intentos hizo por su contratación fue el Everton, e incluso se habló en varias ocasiones de su incorporación al Real Madrid (la última de ellas antes de que llegase Adebayor al equipo blanco) aunque finalmente acabó en el Besiktas turco acompañado de otros portugueses, bastante conocidos por los españoles,  como Manuel Fernandes o Simao
La llegada de Carlos Queiroz a la selección nacional y el eterno debate acerca del delantero centro, hizo que adquiriera más protagonismo en el equipo nacional cumpliendo más que aceptablemente aunque le faltaron uno cuantos goles, porque ese es el principal handicap de este delantero, su falta de acierto de cara a la portería contraria.



De hecho, esta situación y la obsesión que se vive en Portugal por encontrar un nueve goleador, no le han ayudado mucho y dejan de lado algunas de las principales virtudes de este jugador, su trabajo constante, fajándose con los centrales rivales –a veces en exceso, pues debería intentar moverlos un poco más en lugar de enfrentarse a ellos cara a cara-, su capacidad para abrir huecos fijando a los defensas –extraordinariamente aprovechadas en su época en Bremen- y tampoco es que sea un jugador negado de cara al gol sino que, frente a los auténticos killers, él necesita más oportunidades para facturar.



Es evidente, diréis muchos, que la principal labor de un delantero es marcar, pero es que los números de Hugo Almeida a lo largo de toda su carrera son bastante dignos. Además, tenemos un jugador comprometido, adaptable a cualquier liga, con un físico poderoso un remate de cabeza más que aceptable, a veces más intuitivo que eficaz o técnico, un jugador de área, molesto para las defensas rivales, sacrificado, con experiencia…




Creo que no deberíamos menospreciar a un jugador valioso porque no sea una estrella sino que deberíamos tener en cuanta las muchas cosas que aporta a un equipo. Que Hugo Almeida no es un jugador resolutivo para un grande europeo parece evidente, que es un jugador útil en cualquier equipo, que aporta goles, disciplina y compromiso es absolutamente indiscutible. Cada equipo sabrá lo que necesita, pero quizá haya mejores destinos para él que la liga turca, aunque sea en un grande como el Besiktas.


miércoles, 27 de junio de 2012

Evaldo (Series Medias IV)

Evaldo dos Santos Fabiano
18- III-82, Rio Piracicaba (Brasil)
1´85 y 80 kg
Atlético Paranaense, Democrata (Minas Gerais), FC Porto B, Maritimo, Sporting Braga Sporting
Lateral izquierdo



Los rumores veraniegos sitúan a Evaldo en el Deportivo de la Coruña, uniéndose así a la lista de jugadores procedentes de laliga portuguesa que, de un modo u otro (esto quiero decir vía Jorge Mendes) se han asociado al equipo blanquiazulen las últimas semanas (los dos nombres ya confirmados; Salomao y André Santos y los que se rumorean: Tiago Pinto, Hugo Viana, Roberge o el propio Evaldo).
Si Hugo Viana sería un fichaje de grean nivel, y Tiago Pinto es un jugador ocn bastante camino por recorrer todavía, Evaldo es un jugador que debería llegar en plena madurez pero que, después de un fichaje importante –tres millones de euros- en el mercado de invierno del año 2011, ha visto su progresión estancada la pasada temporada en las filas del Sporting con la incorporación de Emiliano Insúa al equipo leonino.

Curiosamente Evaldo llegó a Portugal con 21 años para militar en el equipo B del FC Porto (ya hemos comentado en varias ocasiones la existencia de los equipos B, antes de su recuperación para la próxima temporada), entrenado entonces por Domingos Paciência, por cierto. Esa temporada, 2003-04, llegó a jugar dos partidos con el primer equipo, entrenado por José Mourinho y que ya era campeón de liga. En su debut, 14 minutos, curiosamente su equipo perdió con el Rio Ave en Vila do Conde.
Al año siguiente, el lateral brasileño entraría como moneda de cambio, con dirección a Funchal, junto a su futuro compañero en el Sporting Tonel, en el fichaje de Pepe por los dragoes, y después de un comienzo complicado (previo paso por el equipo B), no tardó en hacerse con la titularidad en el equipo de os Barreiros, siendo indiscutible durante cuatro años hasta que Carlos Freitas, actual director deportivo del Sporting, y por entonces en la misma función del Sporting Braga, decidió incorporarlo al equipo arsenalista en el año 2008,
En la ciudad de los arzobispos se vio, sin duda alguna, al mejor Evaldo; un jugador dinámico, atlético, fuerte, concentrado y difícil de franquear defensivamente, y poco dado a asumir riesgos ofensivos (quizá llevado por el propio estilo de su equipo), aunque sí sabe llegar al área contraria e incluso finalizar las jugadas con disparos a puerta aunque, en equipos que requieren de una mayor participación ofensiva, como sucede en el Sporting, al jugador le cuesta un poco soltar el lastre e incorporarse con mayor prodigalidad.



El Evaldo que incorporó el Sporting (por cierto que con nacionalidad portuguesa adquirida)  era un jugador claramente adaptado al lateral zurdo, disciplinado, más que aseadito, veloz, contundente, con gran capacidad de recuperación y ayuda a sus centrales a la hora de bascular defensivamente, poco dado a complicarse y bastante solvente ante atacantes habilidosos, lo cual no quiere decir que fuese un muro, de todos modos, si recordamos al Sporting Braga de aquellos años, vemos que los guerreiros do Minho  poseían una disciplina táctica defensiva extraordinaria, con un equipo sacrificado y muy bien trabajado, lo cual facilita la función defensiva cuando los jugadores saben que, si son sobrepasados, rápidamente acudirá otro jugador para cerrar ese espacio, mientras que, y hablo de Evaldo, si juegas con unos centrales muy abiertos y los laterales avanzan metros, o bien los centrales acuden rápidos al cruce, o el mediocentro defensivo tapa ese espacio que se ha generado una vez que el lateral ha sido sobrepasado.
De todos modos, la mayor virtud de Evaldo radica precisamente en su buen trabajo defensivo, sus recursos y esas precauciones que, hasta ahora, lo han llevado a no potenciar más su recorrido ofensivo.
Después de haberse incorporado al Sporting, la primera media temporada no tardó en ganarse el sitio pero, poco a poco ha ido viendo como perdía terreno hasta que esta pasada temporada sus actuaciones han sido testimoniales, incluso viéndose superado por Pereirinha cuando Insúa no ocupó el lateral izquierdo de los leoes.



Si recupera la confianza y la buena senda, sin duda será un buen fichaje para el Deportivo, pues no sólo mejora lo que tiene sino que llega con la suficiente madurez como para afrontar la responsabilidad en una temporada larga. El problema será ver cómo se adapta a un fútbol distinto, con unas características defensivas diferentes a las que él estaba acostumbrado.
Veremos, primero si llega, después cómo se integra y si volvemos a ver al jugador que, en el Sporting Braga, era, sin duda alguna, uno de los tres mejores laterales izquierdos de toda la liga portuguesa.

En el Deportivo tratará de recuperar el tiempo perdido

lunes, 25 de junio de 2012

Lorenzo Melgarejo (Galiciables XIX)

Lorenzo Antonio Melgarejo Sanabria
10-VIII-90, Loma Grande (Paraguay)
1,77
Extremo Izquierdo
12 de Octubre, Olimpia, Independiente (Paraguay) Paços Ferreira (Cedido por el Benfica) 



En las últimas temporadas el Benfica ha peinado el mercado hispanoamericano en busca de jóvenes talentos que incorporar, con mayor o menor éxito, al fútbol europeo (Di Maria, Cardozo, Maxi Pereira o Gaitán formarían parte del primer grupo, y Enzo Pérez o Urreta del segundo), dejando un poco de lado (aunque tampoco eso es cierto) el habitual mercado brasileño.
En los dos últimos años, la gran diferencia es que el equipo encarnado está fichando a jugadores muy jóvenes, todavía en formación –casos de Derlis González- a los que pulir y seguir mucho más cerca y acelerar los plazos de aclimatación y maduración al fútbol europeo (la llegada del equipo B será clave para desarrollar este proyecto y no tener que acudir a las cesiones a equipos de menor entidad).
Asi pues, la llegada del paraguayo Melgarejo, era vista como otro experimento más de las aguias y su rendimiento toda una incógnita aunque, para ser francos, nadie esperaba nada del otro mundo de este jugador procedente del Independiente paraguayo.


En su primera temporada en Europa, el jugador guaraní tuvo la inmensa fortuna de que el Paços Ferreira se cruzase en su camino, y es que a lo largo de las últimas temporadas todo lo que pasa por la Mata Real acaba revalorizándose (los casos de Paulo Sérgio o de Rui Vitoria son un buen ejemplo de ello). Y esta vez  tampoco fue una excepción, pues con los castores, Melgarejo se encontró rápidamente con confianza para formar parte asidua del once, y con la libertad necesaria en el campo para sacar a relucir sus buenas cualidades arrancando desde la banda izquierda y generando peligro bien sea con sus proyecciones pegado a la línea de cal o con incisivas diagonales en dirección a la portería rival. Su gran temporada en la ciudad del mueble se ha visto refrendada, además, por las buenas exhibiciones realizadas precisamente frente al Benfica, y que ha supuesto que su nombre haya estado en boca, no sólo, de toda la prensa portuguesa sino incluso de diversos equipos europeos que parecen haberse interesado por su situación en el equipo lisboeta (como el Celtic o el Werder Bremen).


Su carácter tranquilo le ha ayudado a integrarse estupendamente en la tranquila localidad pacense, y al juego de un equipo que, aunque esta temporada sí tuvo algún momento de duda, en los últimos años ha mantenido la categoría con bastante solvencia. En los castores era el jugador desequilibrante, con libertad, pero, como hemos comentado, partiendo desde el lado izquierdo –curiosamente, la posición ofensiva en la que más dudas ha tenido Jorge Jesus en el Benfica- su técnica y capacidad de desborde han hecho de él una pesadilla para buena parte de los laterales diestros de la liga. Es Melgarejo el típico jugado técnico y habilidoso procedente de las ligas sudamericanas, con ese tanto por ciento de “pesadez” que les hace ser más peligrosos por su insistencia en que por su propia capacidad técnica, de la que, en este caso, no está exento en absoluto.
Pese a sus buenas maneras, no podemos olvidar que el pasado año fue su primera experiencia en la liga portuguesa, y que todavía debe pulir defectos típicos de juventud como el exceso de precipitación a la hora de tomar las decisiones adecuadas, sobre todo cuanto más se acerca al área rival. Debe tener más tranquilidad para concretar las jugadas en el área o tomar mejores decisiones a la hora de definir. Asimismo, en ciertos aspecto, le falta un poco de fuerza para progresar frente a rivales más corpulentos que no dudan en cargarle y cortar su avance con un sencillo movimiento de hombros o de cadera. De igual modo, al basar su juego en su técnica y su habilidad con el balón en los pies, da la impresión, de que no le vendría mal una mayor implicación táctica, saber cuándo debe dar un paso atrás, cuando debe pararse, buscar un apoyo, ahorrar esfuerzos posicionalmente, iniciar la presión con cierto criterio y no basándose en perseguir la circulación del balón defensiva, un poquito más de sacrificio defensivo para ayudar a su lateral, incluso realizar alguna cobertura, apoyarse en él con más asiduidad una vez que el equipo ha iniciado su avance ofensivo.
Quienes conocen al jugador; su entrenador, compañeros, su representante... comentan habitualmente, en los medios de comunicación portugueses, que Melgarejo es un jugador humilde, trabajador, ambicioso, todavía con mucho margen de mejora y unas ganas enormes de hacerse un nombre en el fútbol europeo. Actualmente, después de su buen aterrizaje en el fútbol portugués, debe refrendar su calidad y mostrarle a Jorge Jesus que puede ser el jugador que necesita para hacerse con la banda izquierda de los encarnados o, al menos, para los que pensamos que, todavía, puede afectarle un poco la enorme presión que se vive en A Luz, sí puede aportar minutos de calidad para ir evolucionando su juego y alcanzar el nivel que se supone que podría llegar.

De todos modos, viendo las dudas que siempre existen en el equipo encarnado en torno a los jugadores que tienen en nómina, y los continuos fichajes que no dejan de llegar al equipo, en caso de una cesión o incluso de un fichaje, mal harían los equipos gallegos si no tienen al paraguayo en su punto de mira pues posee algunas de las cualidades que tanto se buscan hoy en día: banda izquierda, buena capacidad técnica, verticalidad y proyección ofensiva, margen de progresión, adaptación al fútbol europeo…
Una posible perla que conviene recoger antes de que sea demasiado evidente su brillo.

sábado, 23 de junio de 2012

Pepe (Son muy buenos III)


Kleper Laveran Lima Ferreira, Pepe
26-II-83, Maceió (Brasil)
1´87 y81 kg
Defensa Central
Corinhians Alagoano, Clube de Regatas Brasil, Marítimo, FC Porto, Real Madrid.


Si a cualquier persona relativamente interesada en el mundo del fútbol se le pregunta por Pepe, su respuesta incluirá un encendido elogio de sus cualidades futbolísticas y un “pero” igualmente amplio relacionado con ciertas actuaciones que no lo han dejado en muy buen lugar en los últimos años. Pero no debemos dejar que esos lunares empañen a uno de los centrales de mayor nivel que han aparecido en el fútbol europeo en los últimos años y que ni siquiera él mismo era consciente del rumbo imparable que tomaría su carrera.




Pepe llegó a Madeira con sólo 18 años procedente de un club que tradicionalmente ha sido uno de los mayores viveros de jugadores para distintos clubes del campeonato portugués en los últimos años, el Corinthians Alagoano -no confundir con el “timao” pues se trata de un club mucho más modesto-.  En la perla del Atlántico se incorporo a la formación del Marítimo, pero su aterrizaje no fue el deseado, pues una lesión en el brazo le obligó a estar parado durante seis meses. Una vez recuperado, formó parte del equipo B del Marítimo (del que hemos hablado muchas veces en este blog, el único que permaneció del primer intento de creación de los filiales y del que han salido jugadores como Djalma o Kleber, ambos en el FC Porto, por ejemplo, o Sami y Heldon, indiscutibles en os Barreiros acualmente), y concluyendo la temporada realizando 4 partidos en el primer equipo verderrubro dando muestra de su nivel, de su compromiso y de sus ganas de hacerse un hueco en Europa. (Curiosamente, en su primer partido oficial en la isla fue expulsado).

No es difícil saber quién corre a su lado aunque no
jugarían juntos hasta llegar a Madrid

Al final de ese verano hizo unas pruebas en el Sporting -que había fichado a Danny-, pero no fructificaron, y al comienzo de la siguiente temporada, 2002-2003, ya como integrante de la primera plantilla, se hizo con la titularidad en el centro de la defensa junto al futuro entrenador del equipo madeirense, y actual entrenador del Belenenses, Mitchel Van der Gaag, entonces un jugador con veteranía, y comenzó a pulir su impetuosidad y a desplegar su enorme catalogo de virtudes que, con el tiempo, lo convertirían en uno de los mejores centrales del mundo.



Sus buenas actuaciones en el Maritimo le valieron su incorporación al FC Porto en el año 2004 y, aunque tuvo que esperar a su segunda temporada en los dragoes, no tardó en hacerse con el difícil hueco que había dejado vacante el mejor Ricardo Carvalho, de camino a Stamford Bridge. En el recién inaugurado estadio de o  dragao pulió sus iniciales impulsos –de la Invicta han salido tradicionalmente grandes centrales- para ir dando paso a las cualidades que, años después, lo llevarían a ser fichado por el Real Madrid por 30 millones de euros (todos recordamos la polémica desatada por su fichaje en época de Ramón Calderón): un imponente porte físico, fortaleza, rapidez, contundencia, capacidad de anticipación, presión, gran habilidad en los cruces, correcciones inmediatas y limpias, capacidad de reacción inmediata para cerrar espacios a su espalda, infranqueable por alto…



Su primer año en Madrid disipó rápidamente todas las dudas suscitadas por su fichaje –en Madrid no era un jugador conocido, Calderón acababa de aterrizar en la presidencia prometiendo jugadores que no llegarían, al menos en ese momento- y su rendimiento y capacidades físicas y técnicas pronto conquistaron a los aficionados merengues más exigentes, realizando actuaciones impecables en las que desplegaba todas las cualidades ya mencionadas; fuerza, plasticidad, agilidad, concentración, entrega, disciplina táctica, raza, concentración….  Hasta que hizo aparición Mister Hyde y el jugador del Getafe Casquero hizo aparición en su vida y provocó el primer cruce de cables que dio la vuelta al mundo cuando Pepe la emprendió a patadas con el jugador ya tendido en el suelo. La sanción fue muy dura, 10 partidos y el rechazo de toda la liga española ante esa inexplicable actuación.
El jugador se disculpó, dio explicaciones, prometió enmendarse y no repetir la situación, y su carácter bromista, cercano, agradable dentro del equipo blanco hizo el resto.
La llegada de José Mourinho a Madrid prometía no sólo recuperar la mejor versión de Pepe sino templar un poco su comportamiento, pero no fue así. La tensión generada en la serie de clásicos que supuso el momento álgido de la campaña 2010-2011, acabó con el jugador en el punto de mira de todas las críticas después de un pisotón a Messi y la famosa entrada a Daniel Alves (fuese o no fuese teatro que no se trata de juzgar aquí dicha acción), además de su exceso de virilidad en los partidos en los que el técnico de Setúbal decidió incorporarlo al centro del campo.



Aunque llegó a ser convocado por la selección Sub23 de Brasil, un problema con el visado le impidió entrar en Estados Unidos, ligar del partido y, curiosamente, esa situación provocó que su camino hacia la nacionalización como portugués quedó expedito. En el año 2007 se hizo efectiva, debutando con el equipo de las quinas en noviembre de ese mismo año frente a la selección de Finlandia.
Pepe ha dado incontables muestras de compromiso con la selección en el campo y fuera del mismo; canta el himno, celebra los títulos del Real Madrid con una bandera portuguesa, pero yo me preguntó cuál hubiera sido su decisión si en aquel momento hubiese sabido el nivel y la repercusión que su carrera alcanzaría en poco tiempo.




En unas declaraciones realizadas a Radio Marca, el atacante venezolano Salomón Rondón no tenía ni la más mínima duda en señalar al jugador de origen brasileño como el defensa más duro de toda la liga española. No creo que haya mucha gente que no crea lo mismo, pero Pepe es también un jugador con unas condiciones inmejorables como central, y si es capaz de contener su ímpetu y "no perder la cabeza" posee cualidades para convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo en su posición, sino el mejor, pues du progresión desde que ha llegado al Real Madrid ha sido extraordinaria y continua -y se ha confirmado con su participación en la selección nacional, como se puede apreciar en la Eurocopa de Polonia y Ucrania-, y a su enorme repertorio de dotes defensivas ha añadido características que anteriormente no poseía su juego, como una más que coherente salida con el balón, unida a mayores, y mejores, incorporaciones ofensivas, el peligro y la eficacia en las jugadas a balón parado, en capacidad de liderazgo y en su absoluta confianza en sus posibilidades para asumir la responsabilidad de tirar de su equipo hacia delante.


Así pues, no hay la más mínima duda de que Pepe está en la primera línea de los grandes centrales actuales y, aunque cuando se analizan sus cualidades, lamentablemente hay que sacar a relucir los ya mencionados episodios digamos oscuros, no podemos ocultar las enormes virtudes y las grandes actuaciones que ha realizado a lo largo de los últimos años cerrando las dudas que siempre han acompañado a los centrales blancos a lo largo de las últimas décadas




Y, claro está, muy a su pesar, no podemos dejar de incluir este vídeo.


viernes, 15 de junio de 2012

Ricardo Esgaio (Galiciables XVIII)


Ricardo Sousa Esgaio
16-V-93, Nazaré
1´71 y 66 kg
Lateral Derecho
Sporting


Ricardo Esgaio es un producto de la formación del Sporting, club al que llegó con 11 años procedente del equipo de su localidad, el Nazarenos, y ya desde sus inicios en Alcochete se proyectó como uno más de los grandes extremos que han crecido con el león en el pecho.
El primer recuerdo que tengo de Ricardo Esgaio procede del Europeo sub17 del 2010 donde, como hemos dicho, jugaba de extremo derecho. Entonces, me pareció el típico extremo formada en el Sporting, rápido, incisivo, quizá, a primera vista, con menos clase que otros extremos que todos tenemos en mente pero con el trabajo, la tenacidad y la insistencia del que sabe que necesita un poco más para sacar adelante las jugadas.
A partir de ahí, he de reconocer que le perdí la pista hasta que este año, siguiendo la Next-Gen (competición que enfrentó a diversos equipos sub19 de Europa, en la que el Sporting, entonces dirigido por Sá Pinto, hizo una gran primera fase y cayó en los cruces frente al Inter si no estoy equivocado), no me llamó la atención volver a encontrarlo, lo cual era evidente, sino que ahora su posición era la de lateral derecho.

 

Todos sabemos las dificultades que existen para encontrar laterales de calidad, o al menos laterales que asuman la nueva función de esta posición , no sólo como un miembro de la defensa, tanto en su posición natural, como a la hora de cerrar espacios en la basculación de los centrales, sino como iniciadores del juego ofensivo para desarbolar la presión del rival y como estiletes atacantes, y todos conocemos un montón de casos de jugadores que han retrasado su posición en el campo para adaptarse a una banda (en Portugal, los dos últimos que han tenido cierto éxito han sido Coentrao o Leandro Salino en Braga), así que el hecho de retrasar la posición de un jugador con las virtudes de un extremo, de hecho su fallo,
como hemos mencionado, es que no es un desequilibrador nato, e inculcarle desde juvenil –no es este el primer año en el que juega en esta posición- parece lógico, y a cambio de tener un interior/extremo de nivel medio obtenemos un lateral de extraordinario nivel, completamente adaptado a su puesto.
Y es que esa es la mayor virtud de Ricardo Esgaio; sabe cómo jugar, sabe cómo manejar los instrumentos básicos de su posición, rapidez, posicionamiento del cuerpo, capacidad para rehacerse en velocidad y recursos tácticos para apoyar a sus centrales, cubrir la espalda de los mismos, cerrar espacios o iniciar el juego ofensivo con solvencia y criterio.
Ofensivamente los recursos le vienen de serie, ya que su buena técnica le permite ser un lateral profundo, incisivo, de los que saben llegar a la línea de fondo y centrar con criterio. Para mí esa es una de sus mejores virtudes, ya que no se limita a poner el balón en dirección hacia el área ni sueltan el balón desde el vértice del área directamente hacia la cabeza de los centrales oponentes, sino que posee el criterio adecuado para buscar a un compañero y dirigir el balón hacia él.


Debemos tener en cuenta que estamos hablando de un futbolista que sólo ha jugador en el equipo juvenil, analizado frente a rivales de su misma edad, así que no busquemos ni pensemos en Ricardo Esgaio como un lateral de rompe y rasga, tiene 19 años y debe progresar, mejorar, adquirir experiencia y minutos al más alto nivel, pero sí es un lateral derecho que tiene condiciones para convertirse en un jugador de referencia en su club, cosa complicada, y en Portugal en el futuro si su carrera sigue los pasaos adecuados. 


Los que siguieron el europeo sub19 de este pasado verano, en el que Portugal estuvo en el mismo grupo que España, pudieron ver a Esgaio de extremo diestro -por lo que mucho de lo dicho anteriormente podría quedar fuera de lugar-, haciendo muchísimo daño al lateral zurdo español ese día (Grimaldo), y es como extremo derecho en la posición en la que está actuando en el comienzo de la liga 2012-2013, con el Sporting B, en la 2ª división portuguesa en la que su equipo está en las primeras posiciones con 5 jornadas disputadas y él está siendo uno de los destacados, así que tenemos un 2x1 en un mismo jugador según las necesidades del equipo .


¿Cuál es su situación el el Sporting? Tiene contrato profesional, ya desde hace un par de años, y como sucede con muchos de sus compañeros, parte de su pase pertenece al fondo que ha constituido el Sporting. Visto que algunos de sus compañeros han sido traspasados a otros clubs. Y las dificultades económicas del equipo leonino, su salida tampoco sería algo difícil. Ahora nuestros equipos deben estar espabilados y atentos si les interesa el jugador.

martes, 12 de junio de 2012

Tiago Pinto (Series Medias III)



Tiago Miguel Baia Pinto
1-II-88, Porto
1´77 y 75 kg
Lateral Izquierdo
Sporting (Cantera), Olivais e Moscavide (cedido), Trofense (Cedido), Sporting Braga (Que lo cedió al  Rio Ave las temporadas 10/11 y 11/12)


Es evidente que siempre se va a hacer referencia a que Tiago Pinto es hijo del mítico Joao Vieira Pinto, pero ahí y en el tono claro del pelo se acaban los parecidos entre uno y otro, porque el padre es un jugador histótrico del fútbol portugués y porque el hijo es un lateral izquierdo apañadito del que se esperaba mucho –a veces no sé si porque venía de donde lo hacía o por sus verdaderas cualidades- y que, como sucede con muchos jugadores jóvenes portugueses, les cuesta mucho romper dentro del fútbol profesional.

Su futuro en el Sporting ya no tenía muy buena cara

Formado en la cantera del Sporting, cantera sobre la que no hay ninguna duda de su buen hacer, fue internacional en diversas categorías inferiores –yo lo recuerdo jugando alguna fase final de la Eurocopa de estas categforías con su país- y se encontró con el terrible muro que supone para muchos jóvenes portugueses el salto de la etapa juvenil al primer equipo, que le obligará a salir cedido y a intentar dar la campanada en sus primeros años en equipos de divisiones inferiores para ir subiendo poco a poco y, si tiene suerte, hay hueco en la plantilla principal y, sobre todo, no hay excesivas presiones para lograr ganar un título –cosa que en Alvalade últimamaente es bastante complicado- dar el salto soñado. Pero en su caso, eso no ocurrió y al no ser renovado su contrato por los leoes, el Sporting Braga, siempre atento a lo que los grandes dejan escapar o no saben aprovechar lanzó sus redes sobre él (también hay que decir que su representante es Jorge Mendes, que sabe cómo colocar a sus representados como nadie). Los guerreiros do Minho no lo vieron suficientemente preparado para hacerse con el carril izquierdo en la Pedreira, y fue cedido al Rio Ave.

El paso del tiempo, la continuidad, jugar sin la presión de tener miles de ojos exigiéndote y, supongo, la madurez que da ir cumpliendo años, han hecho del lateral de Oporto un  jugador asentado en la priemra categoría del fútbol portugués, con buenas cualidades; maneja aceptablemente el balón, sabe donde quiere ponerlo, tiene gran voluntad defensiva, el físico le acompaña cuando se ve desbordado, ofensivamente sabe proyectarse con coherencia, sin ser alocado ni dubitativo... es decir, ofrece Tiago Pinto cualidades que para s quisieran muchos laterales –sobre todo izquierdos- que pululan por el mercado futbolístico europeo pero que no hacen de él un jugador especial ni espectacular, ni que vaya a destacar de modo definitivo. Lo mejor es que tiene cualidades, tiene experiencia, tiene buenos consejeros y cualidades suficientes para mejorar y convertirse en un jugador importante.
Como muchos jugadores, lo que necesita es dar un paso adelante en su carrera, demostrar que puede afrontar nuevos retos que en equipos medianos de la liga portuguesa le impiden dar ese salto de calidad.
¿Acabará haciéndose con esta camiseta de forma oficial?
Cuando el Sporting Braga lo incorporó a sus filas, muchos pensamos que eso era precisamente lo que necesitaba, un equipo con exigencia pero sin presión, con compañeros que te hacen mejor pero donde los fallos tienen mayor visibilidad y exigen un mayor aplomo a la hora de afrontar nuevas situaciones. Sin embargo, por unas razones o por otras el equipo arsenalista no ha confiado en él, y no es que haya tenido carrileros zurdos precisamente brillantes esta temporada. También es cierto que tuvo una seria lesión que fue la causa del rechazo del Vitória de Setúbal a su incorporación y, ese hecho, provocó que el Sporting Braga decidiese renovar su cesión al Rio Ave al no haberlo inscrito. En el conjunto de Vila do Conde ha cuajado dos temporadas bastante aceptables, jugando asiduamente en un equipo que, prácticamente, no ha pasado apuros en las dos últimas temporadas para mantenerse en la primera categoría del fútbol portugués.
De todos modos, salvo que esté muy equivocado, todavía no lo veo para jugar al más alto nivel como dueño absoluto del carril izquierdo en un equipo de gran nivel, sí para aportar minutos, ganar experiencia, formar parte de un proyecto interesante junto a compañeros que le den ese plus de competitividad siempre necesaria para que un jugador progrese.

Compartió experiencia en el Trofense con Helder Barbosa, aunque, ninguno
de los dos tuvo una gran temporada y el club acabó descendiendo de categoría

Se ha hablado de su salida a otros equipos para la temporada 2012/2013, de hecho se ha rumoreado con insistencia la posibilidad de que se incorpore al Deportivo, lo cual sería una oportunidad extraordinaria para él, pero, repito una vez más, quizá necesite ser el “suplente” de otro compañero capaz de asumir la responsabilidad de hacerse con la banda zurda.
Como siempre, el tiempo dará y quitará razones para demostrar si Tiago Pinto es un jugador de madurez tardía con nivel y capacidad para formar parte de un club importante, o bien un jugador correcto que desempeñará con oficio su trabajo en equipos menores.


domingo, 10 de junio de 2012

André Santos al Deportivo de la Coruña



Como dirían algunos periódicos españoles que todos conocemos, "Queremos jugar la liga portuguesa" ya lo anunció en su momento. André Santos jugará en el Deportivo la próxima temporada  De acuerdo con lo que comenta el diario oficial del equipo gallego, el primer año jugará cedido y después habrá una opción de compra.
En su momento ya hablamos del jugador  aquí, de hecho fue el primero de una sección a la que, en el sur de Galicia, también podrían echar un vistazo.

sábado, 9 de junio de 2012

Beto (Galiciables XVII)

António Alberto Bastos Pimparel "Beto"
1-V-82, Loures, Lisboa
1´83 y 80 kg
Portero
Sporting B, Sporting, Casa Pia (cedido), Chaves (cedido), Marco (cdido),  Leixoes, FC Porto, Cluj (cedido).

Un nuevo ejemplo de como los tres grandes del fútbol portugués dominan el mercado de modo absoluto y de cómo los jugadores portugueses anteponen el deseo de representar a uno de los grandes por encima de los intereses de su propia carrera es el de este portero, formado en el Sporting de Lisboa y que después de las preceptivas y continuas cesiones por equipos de segunda fila acabó siendo indiscutible en el sorprendente Leixoes de José Mota, campeón de invierno en el 2008, de tal modo que incluso fue convocado para la selección absoluta y, al igual que sucede con otros tantos jugadores que realizan una buena temporada en la liga, los grandes echaron sus redes sobre él, y no dudó a la hora de aceptar la oferta del FC Porto para luchar por el puesto con Helton, (sí, ese portero del que todos los ojeadores de fútbol internacional dudan, pero que año tras año es indiscutible bajo el arco del Dragao) que, como a todos sus rivales, hasta el día de hoy (ya veremos lo que sucederá con el recién fichado Fabiano), ha dejado en el banquillo temporada tras temporada)
Cansado de esperar a que Helton deje paso, en busca de volver a sentirse portero y gozar de los minutos que se le niegan en la Invicta, Beto tampoco volvió a dudarlo cuando recibió la llamada de su compatriota Jorge Costa para incorporarse al Cluj rumano, equipo con el que jugó todos los partidos y con el que se proclamó campeón de la liga rumana. Ahora, una vez acabada su cesión, regresa al FC Porto en el que no sólo se reencontrará con Helton sino que, la portaría do dragao posee overbooking de jugadores (Bracalli, Fabiano, Kiesczek, el joven angolano Kadú y él mismo), por lo que se convierte en un portero de lo más interesante en el mercado veraniego , situación que puede ser mejorada con su convocatoria por la selección portuguesa para la Eurocopa, aunque inicialmente parte como tercer portero por detrás de Rui Patricio y de Eduardo.

Beto, al que la portería ya le viene de familia, pasó por todas las categorías del Sporting, a donde llegó siendo niño procedente del Ponte de Frielas, donde empezó a jugar al fútbol, siendo internacional en todas las categorías desde la selección sub 15 hasta la selección B (en aquel momento, hoy en día, como ya sabemos, ha llegado a la selección absoluta). Con 17 años jugó ya con el equipo B del Sporting (recordemos una vez más que los equipos B ya habían existido en su momento, pero después acabaron desapareciendo) compartiendo entrenamientos con el primer equipo del Sporting junto a Peter Schmeichel.
En el año 2002 comienza el habitual rosario de cesiones de los jugadores procedentes de los grandes, en el Casa Pia. Después de un año de regreso en el Sporting, volvió a ser cedido, primero al Chaves, con el que prácicamente no jugó, y en la 2005-2006 en el Marco, equipo que cambiaría su carrera hasta el momento y en el que realizaría una gran temporada pese al descenso de su equipo. Sería, precisamente, el gran rival del equipo de Canaveses, el Leixoes el que se haría con sus servicios, una vez acabado su contrato con el Sportng, y donde acabaría llamando la atención de buena parte de Europa, primero participando en la permanencia de su equipo, 18 años después de su última presencia en la primera liga y, en la temporada siguiente, cuando el equipo de Matosinhos, dirigido por José Mota, lideró la tabla clasificatoria durante muchas jornadas.

Después de esa gran temporada, el salto adelante, con su incorporación al FC Porto, como ya hemos señalado, significó un paso atrás, que, después de esta gran temporada en el Cluj –y es que estamos ante un portero de extraordinarias condiciones- puede ser la antesala a una salida definitiva de la Invicta y ya veremos hacia dónde se dirige su futuro.


  .
Aunque siempre suele hacerse referencia a su falta de altura, y aquí estamos nosotros para confirmarlo, Beto posee unas grandes condiciones para la portería, es muy ágil, veloz, con excelentes reflejos. Dominador absoluto de la portería bajo palos, elástico, con gran capacidad de reacción para llegar a balones muy difíciles o tapar rechaces in extremis. Pero no estamos ante un portero que no sale de su portería sino todo lo contrario, pues posee un gran control sobre todo lo que ocurre en el área, marcando bien los tiempos en las salidas, rápido y valiente en el uno contra uno. Como buen portero moderno, está siempre bien colocado y atento para apoyar a sus centrales, jugando como líbero si así se le requiere, y moviendo el balón con criterio hacia sus compañeros para abrir el juego



Estamos hablando de un portero que ya ha superado la treintena, que aunque no ha tenido mucho éxito, ha pertenecido a las plantilla de dos equipos grandes –Sporting y FC Porto, que ha jugado en una liga complicada como la Rumana, no por su nivel sino por sus condiciones, y que está al comienzo de sus mejores años como guardameta, llegando como un portero con la madurez y experiencia adecuadas para incorporarse con éxito a cualquier equipo y después del aumento de enfermedades cardiacas que ha habido en Balaídos a lo largo de este año, no tengo la más mínima duda de que Beto devolvería el ritmo del corazón a su nivel habitual y a un precio relativamente asequible –bien sea mediante una cesión, que serviría para que el jugador se mostrase en una liga de buen nivel- como en un traspaso (aunque las arcas celestes no estén para muchas alegrías)

Vale que es un ·The besto of", pero aquí hay una buena muestra de lo que podría hacer Beto por los alterados corazones de Balaídos cada vez que el balón se asoma por el área:



viernes, 8 de junio de 2012

Varzim y Tondela ascienden a la 2ª División



El Varzim Sport Clube y el Clube Desportivo Tondela ha confirmado su ascenso a la segunda división del fútbol portugués. En el caso del equipo poveiro, después de haber descendido el pasado año, sumido en una difícil situación económica que le obligó a tirar de la cantera, lo que, además de servirle para sacar jugadores de buen nivel como Luís Neto o Salvador Agra, también le sirvió para que muchos de esos jóvenes jugadores  que sufrieron el descenso de categoría tomasen la responsabilidad este año de devolver al equipo blanquinegro a la segunda división (que ya no se llamará liga Orangina, por cierto). . 

                                                         
Por su parte, el Clube Desportivo Tondela se estrenará en las competiciones oficiales la próxima temporada una vez que fue el primer equipo en garantizar su ascenso, de la mano del ex-jugaodor del Benfica, Vítor Paneira.

Para los que no lo sepan, les comentamos que ambos equipos jugaron una liguilla frente al Fatima, el único que no ascendió, pese a haber sido los tres campeones de los tres grupos en los que se divide la IIª División en una injusta decisión que será corregida, "de aquella manera", la próxima temporada cuando sí serán los tres campeones los que logren la subida a la segunda categoría de 22 equipos.  

jueves, 7 de junio de 2012

Fichajes: Seguimos el mercado

Como es absolutamente imposible, para mí, seguir al día todos los movimientos del mercado portugués, pues como hemos dicho muchísimas veces los movimientos son continuos, constantes, de ida y vuelta y sin duda alguna excesivos para que cualquier equipo pueda presentar un proyecto sólido y duradero, iremos comentando algunos fichajes según vayan surgiendo, pero si alguien pretende estar al día siguiéndonos a nosotros, ya advertimos que no es  la mejor idea.

Me hubiera gustado ver a Junio Caiçara por aquí, pero...

El primero de los fichajes hace referencia a un jugador del que ya hablamos aquí, y cuya incorporación a un club de la liga búlgara, aunque sea el campeón de la misma,  muestra la escasez de dinero, o el miedo al riesgo -aunque en este caso no veo dónde puede estar el desconocimiento del jugador- que hay en multitud de clubs medianos de las ligas grandes. Pues sí, Junio Caiçara se ha incorporado al Ludogorets búlgaro.
Dos buenos jugadores que, por cierto pasaron por la liga española con poca fortuna, se ha incorporado al recién ascendido Estoril, el primero es el veterano Hugo Leal, que militó cuando e ra una promesa de gran nivel en el Atlético de Madrid, y años después, una vez asumida su posición de jugador que pudo ser, en la Unión deportiva Salamanca. (Para el que no lo conozca, estamos hablando de un jugador que, aunque se esperaba mucho más de él, posee un gran curriculum que ya les gustaría a otros, y que, además de los clubs españoles, incluye al Benfica, PSG  o FC Porto Las últimas temporadas lideraba al Vitórial Setúbal y ahora, probablemente, le dará equilibrio, templanza y buen hacer a la medular de los canarios, porque la clase no se pierde y la experiencia aporta saber estar. El otro es el lateral Mano, que militó en el Villarreal B, pero no pudo demostrar el nivel que desarrolló en el Belenenses la última temporada que los azules estuvieron en la primera liga. Sin duda alguna, dos buenos fichajes de nivel medio para el Estoril.

Bienvenida a Stefanovic, ¿llegará a jugar con el primer equipo?
El FC Porto ha fichado a su quinto portero en 4 años, todos están en el equipo todavía, y a todos ellos hay que sumar a Ventura, al que también deben dar salida. En este caso se trata de Igor Stefanovic, procedente del Santa Clara de la liga Orangina. Inicialmente parece que su destino será el equipo B (ya veremos si todo el mundo se acuerda de la limitación de extranjeros y de jugadores mayores de 23 años con las que cuentan los equipos B) ya alcanzar el primer equipo, con la cantidad de porteros que hay, parece difícil.

El Marítimo siempre nos sorprende con incorporaciones de jugadores poco conocidos a los que saca un rendimiento espectacular.Esta vez acude a la serra da Estrela para hacerse con el caboverdiano, Gegé, procedente del Sporting Covilha

Gege durante su paso por el CD Trofense

Otro jugador caboverdiano, que también procede de un equipo de la hasta ahora llamada liga Orangina, el Arouca, Elvis, ha sido fichado por el Olhanenese.

                                   
Por último, el centrocampista Bruno China (que estuvo una temporada en el Real Mallorca, aunque nada más llegar a la isla Gregorio Manzano anunció que no contaba con él, que no lo había fichado ni lo necesitaba), ficha por la Academica de Coimbra procedente del Rio Ave. Falta le hace a la Briosa reforzar el equipo con jugadores con experiencia y que conozcan la categoría par ano llevarselos sobresaltos que padecieron esta pasada temporada.

miércoles, 6 de junio de 2012

Movimientos en los banquillos


Hasta ahora, Nuno sólo había sido
 ayudante de Jesualdo en el Málaga


En los banquillos portuguesas de la primera división se han producido diversos movimientos que apuntan en la misma dirección que se ha seguido en las últimas temporadas; los clubs incorporan entrenadores de poco nombre (hasta ahora) que han hecho buenas campañas en la 2ª división, o bien le dan la alternativa a ex-jugadores para iniciar un proyecto en la primera categoría. Y así ha ocurrido en los últimas semanas; primero con el fichaje del ex-portero del Deportivo de la Coruña, Nuno Espírito-Santo, que será el entrenador del Rio Ave de Vila do Conde. Por otra parte, Paulo Fonseca, que casi lleva al Desportivo Aves al ascenso, se hará cargo del Paços Ferreira.
Con 39 años, llega la oportunidad de Paulo Fonseca
Ya hemos comentado en su momento que José Peseiro, retorna desde Arabia Saudí, para intentar que el Sporting Braga de alcance definitivamente a los dos grandes que le quedan por superar.
Actualmente, si no hay ningún movimiento sorprendente (lo cual, hablando del fútbol portugués siempre puede ocurrir) parece que todos los banquillos de primera división están cubiertos (la única duda estribaba en saber si Sergio Conceiçao seguiría entrenando al Olhanense que, inicialmente, parece que así será).

Veremos cuántos de estos entrenadores llegan a la 10ª jornada de la liga que viene, sobre todo teniendo en cuenta que, incluso, los entrenadores de los grandes llegan con dudas sobre su trabajo en la pasado temporada y que el proyecto de Peseiro tiene lugar después de una decisión visceral de su presidente, y que en los equipos pequeños, independientemente de la crisis económica que viven, la paciencia no es un don que posean sus dirigentes

Van der Gaag asume el riesgo de bajar a la 2ª división
para dar dos pasos adelante
Por cierto, que el holandés Mitchell Van der Gaag ha sido confirmado como nuevo entrenador de Os Belenenses. El holandés, ex -entrenador del Maritimo, se incorporará al Restelo buscando recuperar el prestigio del equipo de la cruz de Cristo, ya veremos si de su retorno a la primera división porque, aunque el prestigio está intacto, la economía no está para ninguna alegría.

Rui Costa (Grandes jugadores IX)

Rui Manuel César Costa
29-III-72, S, Jorge de Arroios (Lisboa)
1´80
Medio
Benfica, Fafe –cedido- (90/91), Benfica (91-94) , Florentina (94-01), AC Milan (01/06), Benfica (06/08)


Aunque probablemente el jugador que alcanzó mayor reconocimiento mediático de su generación haya sido Luís Figo, de hecho es el único que ha sido galardonado con el balón de oro, para muchos quizá haya sido Rui Costa, el jugador más elegante o de más clase de la famosa “Geraçao de ouro” que volvió a colocar al fútbol portugués en el lugar que, por historia y por nivel, debería ocupar. Y es que el jugador lisboeta ha dejado buena muestra de su nivel y su capacidad para liderar el mediocampo de todos los equipos en los que jugó, con esa clase especial en cada uno de sus movimientos a la hora de jugar en esa posición en la que sólo los grandes marcan las diferencias.

Crecio en Amadora, y se incorporó a su primer equipo con cinco años en el Damaia Ginásio clube, en el que lo entrenaba su padre Vítor. A los 9 años se incorporaría al equipo infantil del Benfica (la “leyenda” dice que el mítico Eusebio quedó maravillado en unas pruebas de selección), compatibilizando el equipo encarnado con el fútbol sala en el Ginásio, al igual que hacen muchos niños de esas edades.
Durante su etapa juvenil, gana una liga a los 17 años con las aguias, aunque ya hay imágenes suyas capitaneando a los “encarnados” en una final perdida frente al FC Porto cuando tenía 15 años. A los 18 años, en 1990, es llamado por primera vez a la selección portuguesa, en el que Portugal se impuso a Holanda con un gol de Luís Figo. Ese mismo año acabó su formación en el equipo de a Luz y fue cedido al Fafe, entonces en la IIª división B. Con el equipo fafense jugó 38 partidos marcando seis golos y llevando a su equipo a la lucha por el título de la división norte que, entonces, le daría el ascenso que, finalmente no lograrían en detrimento del Rio Ave.
En el año 91, formando parte de la “Geraçao de Ouro” vence el campeonato de mundo Sub20, marcó el penalti definitivo que le dio el título de campeón da su selección. Ese mismo año, Sven-Goran Eriksson le da la opción de debutar con el primer equipo del Benfica (el 22 de septiembre frente al Estoril (2-2). Con el equipo encarnado iría poco a poco convirtiéndose en un jugador capital (En aquel centro del campo jugaban Paulo Sousa, Jonas Thern, Vitor Paneira o el ruso Kulkov). Hemos de aclarar, para quien no lo sepa, que esos no fueron años fáciles para el Benfica que no consiguió ningún título hasta que, ya con Toni al mando, lograría una copa en el año 93 (5-2 al Boavista en la final con hat-trick de Paulo Futre). Curiosamente, sería al año siguiente, que había empezado con la salida de algunos jugadores hacia el Sporting alegando que no había recibido diversas mensualidades ( caso de Paulo Sousa o Pacheco), cuando el jugador lisboeta se convirtió en pieza básica de las aguias (memorables sus actuaciones en la Recopa, en especial el día de su cumpleaños en la semifinal frente al Parma), por lo que no es de extrañar que los grandes transatláticos europeos persiguiesen su fichaje.
 Así que, en el verano del año 94, después de una frustrada incorporación al Barcelona, se incorporaría a la Florentina (de Batistuta, Toldo o Cristiano Zanetti) a cambio de 6 millones de euros. Con el equipo Viola ganaría una copa y una supercopa italianas en su segunda temporada en Florencia, equipo con el que no volvería a levantar otro título hasta su último –otra copa- hasta su última temporada en la capital Toscana.
En el año 2001, el Milan lo ficha por 35 millones de euros ya que Fatih Terim, que había sido su entrenador en Florencia se lo llevó con él una vez que se incorporó al equipo rossonero; con el equipo lombardo ganó un título de cada: una liga de campeones, una liga, su tercera copa de Italia, la supercopa de Europa frente al FC Porto de Mourinho)


En su último año en la selección nacional a punto estuvo de conseguir el gran éxito internacional, largo tiempo deseado, de la “Geraçao de ouro”, pero la derrota frente a Grecia en la final impidió que este sensacional grupo pudiese retirarse después de haber logrado tan ansiado título, y Rui Costa se retiró definitivamente al final de esa competición después de 94 partidos con la selección nacional.


Rui Costa volvería al estadio de “A Luz” en el año 06, pero, pero en su segunda etapa en el Benfica no consiguió ganar ningún título, y con 36 años decidió retirarse en un partido frente al Vitória Setúbal. Tres días después se anunció su incorporación al equipo técnico como director deportivo (labor que todavía se encuentra realizando en la actualidad). En su primera temporada fuera del fútbol, logra con el Benfica, una liga y una copa de la liga, título que repetiría los dos años siguientes, luchando frente al FC Porto hasta las últimas jornadas en la actual liga y poniendo en jaque al campeón de la Champions en Stamford Bridge, con 10 jugadores, en los cuartos de final de la Champions de este 2012.


Rui Costa fue un excepcional centrocampista de corte ofensivo, elegante, virtuoso con el balón, dueño de una técnica depurada y con un arsenal de recursos y movimientos que le hacían deslizarse por los tres cuartos ofensivos del campo como si flotase. Capaz de poner el balón en la línea de carrera de sus delanteros, en el lugar exacto en el que impactaría el disparo a gol, capaz de aparecer desde segunda línea silenciosamente para acabar las jugadas en el área. El típico 10 de la actualidad que dirigía el juego de su equipo con maestría, marcando el tempo del partido, capaz de cambiar el ritmo, de guardar y esconder el balón, de hacer un cambio de orientación definitivo en el momento adecuado, con un gran olfato goleador y una sangre fría a la hora de decidir en momentos clave que lo han significado como uno de los grandes de los últimos años.


lunes, 4 de junio de 2012

José Peseiro es el nuevo entrenador del Sporting Braga


Finalmente se ha confirmado la noticia y, mientras Leonardo Jardim viaja a Atenas para hacerse cargo de Olympiakos, será José Peseiro el que dirija a los Guerreiros do Minho en su caza a los dos grandes después de haber firmado un contrato de dos años, que es lo que tenía firmado Jardim y, a la vez, cuando acaba el mandato de António Salvador.
A muchos les sonará Peseiro por haber sido ayudante de Carlos Queiroz en su época de entrenador del Real Madrid. Aunque actualmente entrenaba a la selección de Arabia Saudí -algún día hablaremos del éxodo de entrenadores portugueses-, Peseiro es un entrenador reconocido y respetado en Portugal, de cuyos conocimientos técnicos nadie tiene la menor duda y que, después de haber estado cerca de ganar títulos con el Sporting (como ocurrió en el año 2005), y en un equipo bien organizado y con mucha menos presión social que cualquiera de los grandes, quizá pueda dar ese salto de calidad que lo confirme como uno de los grandes entrenadores portugueses del momento.

Actualización  a 5 de Junio de 2012



Se ha confirmado también que será Fernando Couto, antiguo central del FC Porto, Barcelona o Fiorentina, quien se sentará en el banquillo junto a José Peseiro. Couto vuelve así al equipo arsenalista después de haber dejado su cago de director deportivo para emprender un fallido retorno al fútbol como jugador-entrenador en un extraño proyecto en la India

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...