sábado, 23 de junio de 2012

Pepe (Son muy buenos III)


Kleper Laveran Lima Ferreira, Pepe
26-II-83, Maceió (Brasil)
1´87 y81 kg
Defensa Central
Corinhians Alagoano, Clube de Regatas Brasil, Marítimo, FC Porto, Real Madrid.


Si a cualquier persona relativamente interesada en el mundo del fútbol se le pregunta por Pepe, su respuesta incluirá un encendido elogio de sus cualidades futbolísticas y un “pero” igualmente amplio relacionado con ciertas actuaciones que no lo han dejado en muy buen lugar en los últimos años. Pero no debemos dejar que esos lunares empañen a uno de los centrales de mayor nivel que han aparecido en el fútbol europeo en los últimos años y que ni siquiera él mismo era consciente del rumbo imparable que tomaría su carrera.




Pepe llegó a Madeira con sólo 18 años procedente de un club que tradicionalmente ha sido uno de los mayores viveros de jugadores para distintos clubes del campeonato portugués en los últimos años, el Corinthians Alagoano -no confundir con el “timao” pues se trata de un club mucho más modesto-.  En la perla del Atlántico se incorporo a la formación del Marítimo, pero su aterrizaje no fue el deseado, pues una lesión en el brazo le obligó a estar parado durante seis meses. Una vez recuperado, formó parte del equipo B del Marítimo (del que hemos hablado muchas veces en este blog, el único que permaneció del primer intento de creación de los filiales y del que han salido jugadores como Djalma o Kleber, ambos en el FC Porto, por ejemplo, o Sami y Heldon, indiscutibles en os Barreiros acualmente), y concluyendo la temporada realizando 4 partidos en el primer equipo verderrubro dando muestra de su nivel, de su compromiso y de sus ganas de hacerse un hueco en Europa. (Curiosamente, en su primer partido oficial en la isla fue expulsado).

No es difícil saber quién corre a su lado aunque no
jugarían juntos hasta llegar a Madrid

Al final de ese verano hizo unas pruebas en el Sporting -que había fichado a Danny-, pero no fructificaron, y al comienzo de la siguiente temporada, 2002-2003, ya como integrante de la primera plantilla, se hizo con la titularidad en el centro de la defensa junto al futuro entrenador del equipo madeirense, y actual entrenador del Belenenses, Mitchel Van der Gaag, entonces un jugador con veteranía, y comenzó a pulir su impetuosidad y a desplegar su enorme catalogo de virtudes que, con el tiempo, lo convertirían en uno de los mejores centrales del mundo.



Sus buenas actuaciones en el Maritimo le valieron su incorporación al FC Porto en el año 2004 y, aunque tuvo que esperar a su segunda temporada en los dragoes, no tardó en hacerse con el difícil hueco que había dejado vacante el mejor Ricardo Carvalho, de camino a Stamford Bridge. En el recién inaugurado estadio de o  dragao pulió sus iniciales impulsos –de la Invicta han salido tradicionalmente grandes centrales- para ir dando paso a las cualidades que, años después, lo llevarían a ser fichado por el Real Madrid por 30 millones de euros (todos recordamos la polémica desatada por su fichaje en época de Ramón Calderón): un imponente porte físico, fortaleza, rapidez, contundencia, capacidad de anticipación, presión, gran habilidad en los cruces, correcciones inmediatas y limpias, capacidad de reacción inmediata para cerrar espacios a su espalda, infranqueable por alto…



Su primer año en Madrid disipó rápidamente todas las dudas suscitadas por su fichaje –en Madrid no era un jugador conocido, Calderón acababa de aterrizar en la presidencia prometiendo jugadores que no llegarían, al menos en ese momento- y su rendimiento y capacidades físicas y técnicas pronto conquistaron a los aficionados merengues más exigentes, realizando actuaciones impecables en las que desplegaba todas las cualidades ya mencionadas; fuerza, plasticidad, agilidad, concentración, entrega, disciplina táctica, raza, concentración….  Hasta que hizo aparición Mister Hyde y el jugador del Getafe Casquero hizo aparición en su vida y provocó el primer cruce de cables que dio la vuelta al mundo cuando Pepe la emprendió a patadas con el jugador ya tendido en el suelo. La sanción fue muy dura, 10 partidos y el rechazo de toda la liga española ante esa inexplicable actuación.
El jugador se disculpó, dio explicaciones, prometió enmendarse y no repetir la situación, y su carácter bromista, cercano, agradable dentro del equipo blanco hizo el resto.
La llegada de José Mourinho a Madrid prometía no sólo recuperar la mejor versión de Pepe sino templar un poco su comportamiento, pero no fue así. La tensión generada en la serie de clásicos que supuso el momento álgido de la campaña 2010-2011, acabó con el jugador en el punto de mira de todas las críticas después de un pisotón a Messi y la famosa entrada a Daniel Alves (fuese o no fuese teatro que no se trata de juzgar aquí dicha acción), además de su exceso de virilidad en los partidos en los que el técnico de Setúbal decidió incorporarlo al centro del campo.



Aunque llegó a ser convocado por la selección Sub23 de Brasil, un problema con el visado le impidió entrar en Estados Unidos, ligar del partido y, curiosamente, esa situación provocó que su camino hacia la nacionalización como portugués quedó expedito. En el año 2007 se hizo efectiva, debutando con el equipo de las quinas en noviembre de ese mismo año frente a la selección de Finlandia.
Pepe ha dado incontables muestras de compromiso con la selección en el campo y fuera del mismo; canta el himno, celebra los títulos del Real Madrid con una bandera portuguesa, pero yo me preguntó cuál hubiera sido su decisión si en aquel momento hubiese sabido el nivel y la repercusión que su carrera alcanzaría en poco tiempo.




En unas declaraciones realizadas a Radio Marca, el atacante venezolano Salomón Rondón no tenía ni la más mínima duda en señalar al jugador de origen brasileño como el defensa más duro de toda la liga española. No creo que haya mucha gente que no crea lo mismo, pero Pepe es también un jugador con unas condiciones inmejorables como central, y si es capaz de contener su ímpetu y "no perder la cabeza" posee cualidades para convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo en su posición, sino el mejor, pues du progresión desde que ha llegado al Real Madrid ha sido extraordinaria y continua -y se ha confirmado con su participación en la selección nacional, como se puede apreciar en la Eurocopa de Polonia y Ucrania-, y a su enorme repertorio de dotes defensivas ha añadido características que anteriormente no poseía su juego, como una más que coherente salida con el balón, unida a mayores, y mejores, incorporaciones ofensivas, el peligro y la eficacia en las jugadas a balón parado, en capacidad de liderazgo y en su absoluta confianza en sus posibilidades para asumir la responsabilidad de tirar de su equipo hacia delante.


Así pues, no hay la más mínima duda de que Pepe está en la primera línea de los grandes centrales actuales y, aunque cuando se analizan sus cualidades, lamentablemente hay que sacar a relucir los ya mencionados episodios digamos oscuros, no podemos ocultar las enormes virtudes y las grandes actuaciones que ha realizado a lo largo de los últimos años cerrando las dudas que siempre han acompañado a los centrales blancos a lo largo de las últimas décadas




Y, claro está, muy a su pesar, no podemos dejar de incluir este vídeo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...