viernes, 28 de agosto de 2015

Convocatoria de la selección absoluta de Portugal para los próximos partidos: Francia (4 de Septiembre) y Portugal (7 de Septiembre)

Raphaël Guerreiro (No durará mucho en Lorient)

Fernando Santos ha dado la convocatoria para los próximos partidos de la selección nacional portuguesa, amistoso frente a Francia (4 de septiembre) y oficial frente a Albania (7 de septiembre).

Porteros: Rui Patricio, Beto, Anthony Lopes.

Defensas: Pepe (Real Madrid), Cédric y José Fonte (Southampton), Vieirinha (Wolfsburgo), Ricardo Carvalho (Monaco), Eliseu (Benfica) y Raphaël Guerreiro (Lorient) 

Centrocampistas: Danilo Pereira y André André (FC Porto), Adrién Silva y Joao Mário (Sporting), Miguel Veloso (Dinamo Kiev), Joao Moutinho y Bernardo Silva (Monaco)

Delanteros: Cristiano Ronaldo (Real Madrid), Varela (FC Porto), Eder (Swansea), Quaresma (Besiktas) y Danny (Zenit)


Las gran novedad es la presencia de Raphaël Guerreiro que, debido a la ausencia de Fábio Coentrao, podría jugar de inicio en el lateral izquierdo. También hay que destacar la presencia en el equipo de jugadores que confirman con esta llamada su importancia en este proyecto: Danilo Pereira, André André y Joao Mário (hay que recordar que William Carvalho está lesionado y Tiago lesionado) . Así como el regreso de Varela y Miguel Veloso.


Como la mayoría de los seleccionadores, Fernando Santos tiene su grupo de confianza, hace algún pequeño cambio e introduce algún jugador que llevaba pidiendo a gritos una llamada (Guerreiro),pero poco más. El equipo tiene 9 jugadores fijos y las sanciones-lesiones son las que provocan algún cambio. Portugal juega "á Portugal": orden, lucha, entrega y que los buenos solucionan los problemas arriba. Si alguien espera alguna novedad, claramente, es que hace tiempo que no pasaba por aquí.

Convocatoria de la Selección Sub21 de Portugal para el próximo partido de clasificación frente a Albania

Aprovechamos su presentación con el AS Monaco, para destacar su presencia como líder de esta Sub 21

Después del éxito amargo que dejó la fase final del europeo Sub 21 en la República Checa, Portugal inicia una nueva etapa en la categoría con algunos jugadores más que interesantes para mantener el listón. Elprimer partido de la clasificación para el próximo europeo tendrá lugar frente a Albania.

Porteros: Bruno Varela (Benfica), André Moreira (Uniao Madeira) y Joel Pereira (Manchester United)

Defensas: Rúben Vezo (Valencia), Mauro Riquicho y Tobias Figueiredo (Sporting), Rafa (FC Porto), Fábio Cardoso (Paços Ferreira), Edgar Ié (Villarreal) y Núrio (Sporting Braga)


Centrocampistas: Bruno Fernandes (Udinese), Rony Lopes (Monaco), Rüben Neves y Francisco Ramos (FC Porto), João Teixeira (Benfica), Raphael Guzzo (Tondela)

Delanteros: André Silva (FC Porto), Bruma (Real Sociedad), Ricardo Horta (Málaga), Carlos Mané y Gelson Fernandes (Sporting), Gonçalo Paciência (Académica)


* Gonçalo Paciência ha causado baja por lesión y ha sido sustituido por Fábio Sturgeon.

En la convocatoria hay una serie de jugadores bastante asentados. Además de los conocidos en España, Vezo, Bruma y Horta, las grandes referencias del equipo son Carlos Mané, Bruno Fernandes, Rony Lopes, que acaba de ser fichado por el Monaco a cambio de 15 millones, y Rúben Neves. 
En este blog hemos mostrado nuestra inclinación por jugadores como André Silva o Gonçalo Paciência, y el equipo todavía cuenta con Gelson Fernandes, la nueva joya del Sporting (si finalmente Jesus confía en sus cualidades), Tobias Figueiredo, titular la pasada temporada en el centro de la defensa leonina o Joao Teixeira, centrocampista del Benfica con muy buenas maneras y al que más de un equipo debería echarle un ojo, ya que  contará con muy pocos minutos en el primer equipo encarnado, a no ser que su técnico crea decididamente en él.

Las novedades son la ausencia del valencianista Cancelo, que, si tiene más minutos esta temporada, será indiscutible en esta selección. ero el exBenfica no es el único ausente, también podrían integrar este grupo jugadores como Rúben Semedo, Fábio sturgeon, Diogo Jota o Iuri Medeiros, entre otros.También hay que destacar el regreso de Edgar Ié ahora que ha dejado el Barça B y la primera convocatoria del lateral del Sporting Braga Nurio.
A mí siempre me gusta ver las inferiores de Portugal, porque es un equipo con muchas cosas: el orden y la entrega vienen de serie, y siempre dejan detalles de clase en cada partido.


martes, 18 de agosto de 2015

José Fonte (Southampton) (Portugal exporta XVII)



José Miguel da Rocha Fonte
22-XII-83, Penafiel
1,87 y 82 kg
Sporting, Salgueiros (cedido), Felgueiras (cedido), Vitória Setúbal, Benfica, Estrela Amadora (cedido), Paçós de Ferreira (Cedido), Crystal Palace, Southampton
Defensa Central



En el mundo del fútbol, Portugal es sinónimo de mercado. Bien sea de buenos jugadores extranjeros potenciados y revalorizados en la Primeira Liga, o jóvenes promesas que abandonan sus equipos en cuanto han mostrado ciertas maneras en los primeros minutos que han disputado. Sin embargo, alejados de los focos, la mayoría de los jugadores del país vecino han vivido -y siguen haciéndolo- el fútbol de manera tradicional: cantera de un grande, cesiones a equipos de perfil bajo y buscar en el extranjero alguna oportunidad para encontrar alguno de los miembro del binomio: buen contrato-oportunidad de jugar.
José Fonte se formó en la cantera del Sporting, de hecho tuvo dos etapas en la formación leonina, pues con doce años fue descartado y, posteriormente, se reincorporaría a la cantera del club. Después de pasar por el equipo B, comenzó su ronda de cesiones, tan habitual en Portugal, primero en el Salgueiros, después en el Felgueiras y finalmente se incorporaría al Vitória de Setúbal. Después de una excelente campaña con el equipo sadino volvió a intentar la aventura en otro equipo grande, así que cruzó la segunda circular.
En el Benfica -entonces entrenado por Ronald Koeman- tampoco tuvo oportunidades, y volvió a reiniciar la ronda de cesiones: Paços de Ferreira, Estrela Amadora y, finalmente, el movimiento que cambió su vida deportiva por completo, puesto que en el año 2007 le llegó una oferta del Crystal Palace, entonces en la Championship.
Salir al extranjero no era entonces, al igual que ahora, una situación novedosa, lo que cambiaba el central penafidelense era la Primeira Liga portuguesa, bien sea en Benfica o en un equipo de perfil más bajo, por un equipo entonces en una división secundaria.



En una entrevista con la ya desaparecida revista "Futebolista", el jugador afirma que decidió emprender la aventura brtánica porque, por entonces, su hermano Rui (Fonte) estaba en la cantera del Arsenal. Actualmente juega en el sporting Braga, después de pasar por el Espanyol y el Benfica.
Después de más de cien partidos con los Eagles, los problemas económicos del equipo propiciaron su salida hacia el sur del país para incorporarse al proyecto que llevaría al Southampton hacia la Premier League. Desde entonces se ha ido imponiendo en el once y el equipo de los Saints, del que actualmente es capitán. Sus buenas actuaciones en la Premier y la llegada de Fernando santos al banquillo de la selección portuguesa, le han dado la oportunidad de debutar con el equipo nacional en una posición en la que, en los últimos años, Portugal siempre ha tenido distintos jugadores de gran calidad.

El propio jugador comentaba en la entrevista ya referida que después de tantos años en Inglaterra se siente completamente adaptado a la vida de las Islas tanto personal como profesionalmente.

Como capitán del equipo de St. Mary, es de todos conocido el conflicto que el futbolista penafidelense tuvo con su entonces compañero Pablo Osvaldo (actualmente en el FC Porto), y que acabó con un ojo hinchado por parte del defensor portugués y con el argentino fuera de los Saints.



Las características de José Fonte se ajustan perfectamente al estilo inglés; central fuerte, que marca el territorio, capaz de ir al choque directo con los delanteros rivales y achicar espacio en la presión del equipo, pero se ha ido reconvirtiendo a ser un central más rápido, muy certero al corte, tanto por colocación como por instinto a la hora de anticipar la jugada, lo que le permite ganar muchos balones en situaciones muy peligrosas para su equipo.
Fonte ha sabido adaptarse al ritmo británico con enorme capacidad, es un jugador grande, pesado, pero se maneja con muchísima habilidad en las rápidas transiciones tan habituales en la liga inglesa, en un equipo que tiende a jugar al toque, a desplegarse con rapidez y cuyo centrocampista de cierre, Jordy Clasie, no deja de ser un jugador más técnico que el típico mediocentro físico de contención que tiende a ayudar a la pareja de centrales.
El problema del Southampton en las últimas temporadas es que año a año han de reinventarse y rearmar el equipo, y por tanto, incorporar nuevos jugadores al esquema de juego, lo que siempre genera errores en las transiciones defensivas cuando el equipo inicia el repliegue.

Ahora que Ronald Koeman sí confía plenamente en él, que el Southampton es un equipo que, a priori, tiene un horizonte bastante tranquilo en la Premier y que el jugador se siente adaptado y en plenitud física, José Fonte se encuentra en su mejor momento deportivo y capacitado para ofrecer unos buenos años de fútbol dentro de esa serie de jugadores de perfil bajo de los que, apenas, se habla, pero son fundamentales apra que un equipo tenga estabilidad en el campo.

martes, 11 de agosto de 2015

Ricardo Pereira (FC Porto) (Promesas emergentes IV)



Ricardo Domingos Barbosa Pereira
6-X-93, Lisboa
1,75
Extremo (Reconvertido a lateral) derecho
Vitória Guimaraes, FC Porto

De Ricardo, antes de llegar al FC Porto, ya hablamos aquí.

Si alguien siguió la gran participación, y sorprendente derrota en la final, de la selección sub21 de Portugal en la pasado Eurocopa de la categoría disputada en la República Checa, sin duda se habrá sorprendido con las actuaciones de un jugador de perfil medio dentro de la convocatoria portuguesa como Ricardo Pereira, jugador menor en las rotaciones del FC Porto, pero que, siempre, logra hacerse con algunos minutos, menos de los que merece, en la temporada.
Y ahí radica el problema de este jugador si Julen Lopetegui no acaba de darle esa confianza a la que, creemos desde aquí, el jugador de Lisboa, merece para demostrar que es útil en un equipo de la dimensión del FC Porto, si no como titular sí como jugador de recambio, bien sea para darle otras cosas al equipo durante un partido o como sustituto temporal para cubrir una sanción o lesión de algún compañero.



Después de su fulgurante aparición en la cidade berço con el Vitória de Guimaraes, el Oporto fue el equipo grande que se hizo con el extremo lisboeta para que formase parte de su ingente cantidad de jugadores en plantilla, pero, como sucede tan a menudo en Portugal, unm jugador ue marcaba diferencias en la Primeira liga acabó relegado al equipo b de los dragoes. Aún así, todos los años, Ricardo acababa consiguiendo un sitio en el equipo, jugando todas las temporadas algunos minutos de calidad, pero muy lejos de lo que prometía y de sus merecimientos.


Ahora que Silvestre Varela ha regresado a la Invicta, y aparece que se va a quedar en el equipo, su ejemplo sirve para analizar a Ricardo, que tiene característica parejas al del extremo de Almada; rápido, vertical, trabajador, implicado, pero, en este caso, el canterano de Vitória de Guimaraes es un jugador más fino, más técnico, más elástico con el balón en los pies.
Víctima de su propia situación en el Oporto, Ricardo se ha / ha sido reconvertido a lateral, posición en la que ha cumplido pese a sus carencias en la función defensiva.  Pero en la selección sigue jugando en su posición natural como volante, y ha demostrado que es un jugador con recursos suficientes para imponerse en el juego ofensivo.



Esta continua reconversión de extremos en laterales ha provocado que muchos jugadores no tengan muy claro en qué deberían centrarse. Da la impresión de que un volante del fútbol actual debe ser prácticamente imparable, sin permitir que el jugador evolucione y vaya adaptándose y madurando en la misma posición porque, como el caso de Ricardo –le sucede lo mismo a Esgaio en el Sporting-, finalmente, no logran imponerse en ninguna de ellas.
Ricardo es un extremo de típica raíz portuguesa, rápido , técnico, vertical. No es un futbolista exuberante que impone su físico sino que se éxito se basa en percutir constantemente, con mayor o menos acierto, buscando romper al defensa. Tenaz, sin esconderse, clásico a la hora de continuar por banda hasta poner el centro desde la línea de fondo, moderno en el sentido de trazar diagonales tanto desde su banda natural como a pie cambiado.



Como la mayoría de los jugadores habilidosos, su estado de forma y confianza es muy importante a la hora de que le salgan las cosas, que siga encarando a los rivales y lo haga con eficacia.

Es probable que Ricardo no aporte nada nuevo al fútbol del Oporto, que no sea un jugador fundamental –al menos de momento-, o que vaya a ser un jugador espectacular, pero también es cierto que tiene cualidades de sobra para aportar cosas al Oporto, si finalmente le da una oportunidad continuada o a cualquier otro equipo de nivel medio alto. Con 22 años tiene mucho camino por delante, pero en algún momento tendrá que dar ese salto adelante.

sábado, 8 de agosto de 2015

André Silva (FC Porto) (Promesas emergentes VIII)


André Miguel Valente da Silva
6-XI-95, Gondomar
FC Porto
Delantero

En las últimas décadas, desde la retirada de Pauleta que tampoco era un nueve de área rematador, sino un delantero más versátil, el fútbol portugués ha buscado desesperadamente un 9 puro que se ajustase a los mismos parámetros de calidad que el equipo nacional tenía en otras posciones ofensivas. Así, han pasado por la selección de las quinas con peor o mejor fortuna, pero nunca aprovechando sus cualidades al máximo y siempre con la espada de Damocles encima, Helder Psotiga, Hugo Almeida, Eder… Mientras que en los distintos equipos se iban quemando jugadores que destacaban en las selecciones inferiores o en la liga local, pero que nunca acabaron de romper: Nelson Oliveira, en los últimos tiempos o Yazalde, Makukula, Orlando Sá… en épocas anteriores.
La búsqueda continúa, por supuesto, y el nuevo candidato, André Silva, tiene unas cualidades más que prometedoras para asumir la responsabilidad de convertirse en el delantero de referencia del fútbol portugués si consigue dar el salto al primer equipo o a la primera liga y rompe todo lo que ha apuntado en categorías y divisiones inferiores.




Para los que gusten de los números y estadísticas, aquí, sin ir más lejos, puede encontrar los números del jugador en los últimas temporadas. Los que creemos que los números se maquillan y no son más que una referencia superficial a la que no deberíamos agarrarnos, nos dejamos llevar por lo que el jugador tiene, y es instinto. Eso es lo que distingue a André Silva de otros delanteros,   del delantero típico portugués, jugador de esfuerzo y brega, de choque constante con las defensas rivales, que a la hora de definir necesitaba tres o cuatro oportunidades para meter un gol. André Silva tiene ese intangible que le hacen estar en el sitio adecuado, en el momento justo y con el acierto preciso para definir ante la portería rival.



En su carrera en el FC Porto, al ir superando las franjas de edad correspondientes se ha encontrado con Gonçalo Paciencia como tapón. Lo que en otra época sería válido para conformar una dupla complementaria; un jugador más fijo y otro con más movilidad, en el fútbol actual son competencia directa como nueves. El hijo de Domingos, que tiene muchas cosas de su padre, envió al Gondomarense a la posición en la que inició su carrera (de hecho, entonce lo comparaban con Deco), más lejos del área en la que su físico y sus cualidades técnicas le han dado una posición privilegiada. Diestro, maneja los dos pies, cambia de ritmo a la hora de fabricarse la jugada aguanta la carrera y el choque frente a los centrales rivales y, su gran virtud, aparece siempre en la línea de pase definitiva. Con poco es capaz de fabricar un gol, como los grandes nueves.



Y volvemos al comienzo, la fiebre por buscar un 9 en Portugal, por la razón que sea, coincide con la manía de mover a banda a cualquier jugador que posea cierta habilidad técnica. Sea por la presencia de Paciência o por ese hábito, André Silva se ha vista movido a banda, cuando le toca jugar como 9 casi siempre ha marcado bien sea en la selección sub 19, sub 20, junto a otras joyas como Gonçalo Guedes,  participando mucho en el juego y sin dejar de cumplir con la idea de trabajo y brega típica del delantero portugués. Por supuesto le faltan cosas, muchas, tiene 20 años, tiene que participar más del juego del equipo, continuar la jugada, mirar hacia atrás, aunque pueda resultar una idea contraria a lo antes afirmado. Tiene condiciones para combinar, para decidir la mejor opción, para ser un rematador y algo más que un rematador.

El FC Porto tiene un delantero para muchos años, André silva tiene la virtud de poseer cualidades comunes a lo que en su momento fueron Rui Barros y Domingo, pero con cuerpo, movimientos y espíritu de nueve puro.




martes, 4 de agosto de 2015

Igor Lichnovsky (FC Porto) (Volarán Lejos XXIX)


Igor Lichnovsky Osorio
7-III-94, Peñafol, Santiago (Chile)
1´87 m
Universidad de Chile , FC Porto
Defensa Central

 El Chileno llegó a Oporto con cierto nombre desde Sudamérica, pues ya había jugado con el primer equipo de Universidad de Chile y, junto a Enzo Rocco, parecía el hombre destinado a comandar la defensa de la Roja en los próximos años. He de reconocer que ya esperaba que tuviera alguna opción en en algún partido de copa o copa de la liga y alguna aparición en el primer equipo, sobre todo cuando el Oporto tampoco tiene centrales de gran jerarquía.




Hijo de padre austriaco (lo que le permite tener pasaporte comunitario), Lichnovski se dio a conocer en el mundial sub 17 del 2011.  Ese año fue el de su lanzamiento absoluto, puesto que debutó con el primer equipo de Universidad de Chile  en un amistoso frente a Alianza de Lima, y en partido oficial, frente a su gran rival de la Universidad Católica, lo que no es poco para un jugador de sólo 17 años en su momento.
Inmediatamente los tiburones europeos (Inter, Chelsea...) pusieron a este potente central, 1´90, en su radar, pero, curiosamente, casi acaba en el Getafe si la poderosa máquina del Oporto no se cruzase en su camino y lo incorporase a sus filas para hacer la pretemporada y quién sabe si contar con minutos en el primer equipo. Pero jugó más de 40 partidos con el equipo B, y este año vuelve a buscar su sitio entre Marcano y Maicon, ya veremos si con más fortuna o no que en la pasada temporada.

Capitán con las selecciones inferiores de Chile
A mí me parece un central bastante interesante,de corte ágil y contundente. En Chile lo comparaban con el barcelonista Piqué, porque aunaba un buen manejo del balón a su poderoso físico. En Portugal le falta soltarse, perder rigidez, agarrar la pelota y atreverse a manejarla más que a confiar en el pase fácil para sacar el balón jugado.Le falta medir distancias, enfrentarse a delanteros duros, ganar en responsabilidad... Pero recursos sí que tiene, fuerza al choque también, es capaz de aguantar en carrera al rival y de irse abajo si es necesario. La clave es adaptarse a las exigencias de un equipo ofensivo, copn la defensa adelantada y espacios a la espalda, que sea capaz de subir líneas, de enfrentarse a delanteros con ventaja en carrera, achicar espacios en las contras o manejarse en el área en los balones parados cuando su equipo apenas da otras oportunidades a equipos rivales más pequeños y con menos control de balón como sucede en la liga portuguesa y, a la vez, cambiar de chip para enfrentarse a los grandes europeos que tienen una exigencia y una forma de plantear los partidos de forma diferente a Portugal, lo que no siempre en sencillo.


Tiene unas cualidades enormes, le faltan minutos, continuidad, ritmo exigente para ir haciéndose sitio. Si Lopetegui no acaba contando con él en la primera plantilla del Oporto, el equipo B se le quedaría claramente pequeño para su progresión, y cualquier equipo español sería un destino más que interesante. Por hacer una comparación con dos centrales más o menos de su generación, yo lo situaría entre Jose Giménez, que es incluso un año más joven, y sí ha contado con esa confianza tanto en el Atlético como en la selección uruguaya; y Emiliano Velázquez, que también ha disputado muchos minutos en el Getafe y se ha adaptado a un fútbol más exigente con mayor rapidez. Sin duda alguna, Lichnovski tiene cualidades para estar a su nivel, competir con ellos y ganar espacio en una liga de buen nivel. Le falta jugar... Veremos si las prisas del Oporto por ganar no se lo acaban comiendo, o si su personalidad se acaba imponiendo en la necesidad que tiene su equipo de contar con un central de garantías a nivel no solamente local sino europeo.

De momento en el stage del FC Porto. (Foto vía twitter del jugador)



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...